Por Tessa Galeana Este año que se acaba tuvo diversos matices para el feminismo en México, pues la rebeldía se hizo presente, porque aunque nos dijeron que no eran formas de protestar, nosotras las hicimos “nuestras formas” y es que perdón, pero nos siguen asesinando, violando y desapareciendo, cuando dejen de derramar nuestra sangre e ignorar nuestros derechos, entonces, nosotras cederemos. Este año, Oaxaca se convirtió en

User registration

No tienes permiso para registrate

Reset Password